fbpx
Saltar al contenido

Trasplante capilar en verano - Turquía

El trasplante capilar es una operación de cirugía estética cada vez más popular. Sin embargo, hay una pregunta que surge una y otra vez: «¿Puedo hacerme un trasplante capilar en verano o debo esperar a que vuelva a refrescar un poco?».

Un trasplante capilar puede realizarse en cualquier momento. Tanto el verano como el invierno pueden hacer realidad el sueño de tener una melena abundante. Si desea someterse a un trasplante capilar, es fundamental que en general se sienta preparado para el proceso.

Ventajas e inconvenientes de someterse a un trasplante capilar en verano

Tanto hombres como mujeres pueden disimular hábilmente una calva en desarrollo en invierno poniéndose un sombrero o una bufanda. Esto no es tan sencillo en verano. Por otro lado, el verano suele ser más tranquilo que otras estaciones, como el ajetreado invierno, en el que hay montones de cosas que hacer, como las compras navideñas.

En teoría, no hay excusa para retrasar un trasplante capilar hasta el otoño. Hay algunas ventajas adicionales. Por ejemplo, como la capacidad de regeneración de la piel aumenta en verano, las costras y rojeces desaparecen más rápidamente. Esto se debe principalmente a la mejora del flujo sanguíneo. Además, las temperaturas más altas favorecen un crecimiento más rápido del vello.

No obstante, deben seguirse varias pautas fundamentales, sobre todo a lo largo del periodo de recuperación. El cabello que ha sido trasplantado recientemente es bastante delicado.

¿Qué pautas deben seguirse en el verano siguiente a un trasplante capilar?

Para obtener los mejores resultados de un trasplante capilar, es fundamental proteger el cuero cabelludo de los rayos UV casi inmediatamente después del tratamiento. Esto se debe a que la radiación UV directa puede dañar los injertos recién trasplantados (la unidad folicular del injerto) y dificultar el proceso de cicatrización.

Es posible que el pelo no crezca tan rápido como pretendías. Por lo tanto, debe ponerse un gorro de pescador holgado que no le oprima el cuero cabelludo, sobre todo en los primeros 14 días tras la intervención. Incluso como servicio gratuito, muchas clínicas, sobre todo en Turquía, proporcionarían al paciente una gorra como ésta.

Transcurridos 14 días, el delicado cuero cabelludo debe seguir protegiéndose del sol, ya que los pigmentos negros que lo protegen de las quemaduras tardan algún tiempo en formarse. Por supuesto, puede alojarse en habitaciones con aire acondicionado, que son más frías. Sin embargo, es mejor evitar el bronceado al sol durante unos tres meses. El sudor, además de la radiación UV, daña los injertos recién implantados.

Pero siempre depende de dónde te operes si te haces un trasplante capilar en verano. Es preferible esperar hasta el invierno en zonas con temperaturas estivales especialmente altas, como Arabia Saudí o Australia. El calor excesivo afecta negativamente a la cicatrización de las heridas.

Trasplante capilar y vacaciones en Turquía

Incluso para quienes tienen un presupuesto más ajustado, tener una melena abundante no tiene por qué seguir siendo una quimera. El


coste de los trasplantes capilares en Turquía


es comparativamente bajo.

Por ejemplo,


ClinMedica


ofrece costes todo incluido que se basan en la cantidad de injertos trasplantados. Además, la clínica está situada en Estambul, uno de los destinos turísticos más populares de Europa. Por lo tanto, combinar el trasplante capilar con unos días de vacaciones tiene sentido.

ClinMedica has 4.90 out of 5 stars 3772 Reviews on ProvenExpert.com