Anestesia sin aguja

La tecnología de anestesia sin aguja abarca una amplia gama de sistemas de administración de medicamentos que conducen el medicamento a través de la piel utilizando cualquiera de los sistemas de presión forzada.

La presión por gas o electroforesis, que activa virtualmente el medicamento a través de la piel, conduce a una inyección sin aguja.

Los dispositivos como tales están disponibles en formas reutilizables. En comparación con las inyecciones tradicionales, el sistema de anestesia sin aguja no solo libera al paciente de dolores innecesarios, sino que también inyecta en forma de paletas sólidas. El futuro de esta tecnología será tan prometedor y sofisticado que se garantiza una administración de fármacos prácticamente indolora y una alta eficiencia.

La principal desventaja asociada con la técnica de inyección sin aguja es la “humedad” después de ingerir la piel, que puede contener polvo e impurezas no deseadas si no se cuida bien.

La Organización Mundial de la Salud aprueba la tecnología de inyección sin aguja. Esta tecnología se describe como extremadamente beneficiosa para la industria farmacéutica. La anestesia sin agujas es muy útil en los programas de inmunización masiva, evitando las posibilidades de lesiones por pinchazos de agujas y evitando otras complicaciones, incluidas las que surgen debido al uso múltiple de una sola aguja. Observamos Mejor cumplimiento del paciente.

Publicación relacionada: Trasplante de cabello FUE en Turquía